English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

03 abril de 2020

ANSV presenta balance de siniestralidad vial en los ocho primeros días del aislamiento preventivo obligatorio.

A- A A+

• Las autoridades hacen un llamado de atención a los motociclistas que representan el 41% de los lesionados,

Bogotá D.C., abril 03 de 2020 (@@ansvcol). Con el fin de sensibilizar a los actores viales que hacen parte de las excepciones planteadas en el decreto de aislamiento preventivo, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía y la Agencia Nacional de Seguridad Vial de la Policía comparten la caracterización de la siniestralidad vial en el país desde el 25 de marzo hasta el 1 de abril.

En esos ocho días se presentaron 69 siniestros en el territorio nacional, que infortunadamente le costaron la vida a 25 personas, y dejaron lesiones graves a 68 más. Una vez analizados los hechos, se logró determinar que los motociclistas representan el 24% de los fallecidos y el 41% de los lesionados. También se identificó que los entes territoriales con mayor incidencia en la siniestralidad son Medellín (9 hechos con muertos o lesionados), Cundinamarca (6), Antioquia (5), Bogotá (5) y Tolima (4).

“Corresponde a las autoridades locales desarrollar las estrategias de prevención y control necesarias para contener el fenómeno de la siniestralidad vial de manera integral y focalizada. Desde la ANSV seguimos insistiendo en que, durante la temporada de aislamiento, los principales riesgos para la seguridad vial son el exceso de velocidad, no respetar las señales de tránsito, la conducción en estado de embriaguez y el microsueño” afirmó el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Lota.

Por su parte, la Policía de Tránsito ha tenido que sancionar a 786 motociclistas por maniobras peligrosas, 222 conductores por no acatar las órdenes de tránsito, 82 por exceso de velocidad y 11 por conducir un vehículo en estado de embriaguez en vías del país.

“Nuestro dispositivo operativo tiene fundamentalmente dos enfoques. El primero es acompañar y garantizar la movilidad de los transportadores que permiten el abastecimiento de los centros poblacionales y, de otra parte, controlar las conductas de riesgo asumidas por algunos actores viales que se encuentran incluidos en las excepciones, especialmente en las ciudades. Si bien es cierto que hemos logrado reducir la siniestralidad, es fundamental que las personas entiendan que las normas de tránsito son convenciones universales que salvan vidas. Por eso hay que respetarlas” afirmó el General Carlos Rodríguez, Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional.