English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

04 Junio de 2020

En mayo, la ANSV realizó visitas técnicas virtuales a 33 puntos críticos viales postulados al programa ‘Pequeñas Grandes Obras’

A- A A+

• Barranquilla, Valledupar y Palmira fueron las primeras ciudades que recibieron este tipo de revisiones.
• Once de los puntos visitados corresponden a solicitudes de intervenciones en inmediaciones a instituciones educativas y sedes universitarias.
• El proceso de escogencia de los proyectos incluye revisión de cada postulación, análisis de su pertinencia, selección y priorización.


Bogotá D.C., junio 04 de 2020. (@ansvcol). En el marco de su programa ‘Pequeñas Grandes Obras’ (PGO), la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) realizó visitas técnicas virtuales a 33 puntos críticos viales, postulados por las ciudades de Barranquilla, Valledupar y Palmira. Este programa consiste en intervenciones de bajo costo y alto impacto, que se realizan tanto en corredores viales urbanos como rurales.

Las PGO están dirigidas a prevenir, controlar y disminuir el riesgo de muerte o lesión de los diferentes actores viales como son peatones, ciclistas, motociclistas y usuarios de vehículos. Las acciones incluyen medidas de intervenciones rápidas de señalización vial, construcción de medidas de tráfico calmado y urbanismo táctico, suministro e instalación de sistemas de contención vehicular y actividades de persuasión. Las visitas virtuales se empezaron a realizar para cumplir con las medidas de Aislamiento Preventivo Obligatorio.

La primera ciudad en ser inspeccionada bajo esta metodología virtual fue Barranquilla (Atlántico), que postuló 16 puntos críticos. Cuatro de ellos están ubicados en inmediaciones de instituciones educativas y sedes universitarias. Luego fue el turno de Valledupar (Cesar), que tenía 12 postulaciones que incluyeron siete posibles puntos críticos en alrededores de colegios. Finalmente, las visitas de mayo se cerraron en la Palmira (Valle del Cauca), donde había cinco postulaciones.

“La realización de estas Visitas Técnicas Virtuales busca que haya un diálogo, en tiempo real y bajo el cumplimiento de unos lineamientos técnicos, entre los especialistas del programa y los delegados de las administraciones locales que postularon los puntos para su intervención vial por ser considerados de alto riesgo para los diferentes actores viales”, explicó Luis Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

La ANSV continuará verificando durante junio nuevas postulaciones en otras regiones del país por medio de esta misma modalidad, teniendo en cuenta las medidas y disposiciones que limitan los desplazamientos por el país, en el marco de la emergencia sanitaria originada por el COVID-19.

Los Entes Territoriales postularon 1.284 puntos críticos viales para acceder a las intervenciones que otorga el programa Estos se suman a los cerca de 100 que ya cuentan con diseños. Entre todos, esta fase de PGO podrá tener cobertura en aproximadamente 200 municipios y 27 departamentos del país.

Para escoger los nuevos proyectos se revisará cada postulación y se analizará su pertinencia, para luego seleccionar y priorizar. Está priorización tendrá en cuenta un estudio previo de cada sitio crítico, que contempla aspectos como índices de siniestralidad y flujo de los diferentes actores viales (peatones, ciclistas, motociclistas, vehículos) en escenarios como vías primarias, secundarias e inmediaciones de instituciones educativas. Se estima que la ejecución de las obras generará más de 1.100 empleos locales, en todo el país.

Así son las visitas

En cada visita técnica virtual participa el equipo técnico de la Empresa Nacional Promotora del Desarrollo Territorial (ENTerritorio), aliada de la ANSV para el desarrollo del programa. A ellos los acompañan integrantes del equipo de supervisión de la entidad, con el fin de facilitar la comunicación con las alcaldías y definir la viabilidad de ejecución de los puntos postulados en Pequeñas Grandes Obras.

Para el correcto desarrollo de las visitas, ENTerritorio estableció un protocolo en el que las entidades territoriales designan un delegado institucional. Esta persona identifica el personal que acompañará la revisión, que puede estar compuesto por ingenieros o inspectores, y a actores relevantes de la comunidad, como representantes locales, líderes de las Juntas de Acción Comunal, residentes, comerciantes y maestros, entre otros. La idea es que entre todos brinden información para entender un poco más la problemática vial existente.

La estrategia de virtualidad se basa en el flujo organizado de información entre el equipo técnico de Pequeñas Grandes Obras y los delegados en las entidades territoriales. El proceso empieza con una serie de instrucciones detalladas para que las administraciones de los municipios hagan visitas a los puntos postulados, tomen fotografías y registren las condiciones actuales y las problemáticas de seguridad vial de estos lugares. Luego se realiza una videoconferencia donde el equipo de la Alcaldía transmite en directo desde el lugar seleccionado, mientras los representantes de Pequeñas Grandes Obras validan, desde Bogotá, que la información enviada previamente sea coherente con lo que se ve en la pantalla.

“Con este recolectamos información técnica que permitirá continuar con las actividades de priorización de los puntos y el análisis para la eventual viabilidad de los lugares propuestos por los entes territoriales”, concluyó el Director Lota.