English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

05 Junio de 2020

ANSV sensibiliza a conductores para evitar volcamientos en temporada de aislamiento

A- A A+

• Panorama de siniestralidad por volcamiento disminuyó un 22% en los primeros cuatro meses del año.
• Motocicletas, buses y automóviles son algunos de los vehículos más involucrados.


Bogotá D.C., junio 05 de 2020. (@ansvcol). En el marco de la serie de conversatorios virtuales de seguridad vial que viene realizando la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), este viernes la entidad presentó una serie de recomendaciones que reducen la probabilidad de un siniestro vial por volcamiento. Estos consejos estaban dirigidos a conductores de automóviles, motocicletas y buses, vehículos más propensos a este tipo de accidentes.

Desde hace unas semanas, la ANSV organiza una reunión virtual cada viernes, en la que los profesionales de la Agencia capacitan a los diferentes actores viales sobre las principales causas de siniestralidad. “Esta semana llamamos la atención sobre los volcamientos, brindado consejos sobre cómo prevenirlos y evitarlos. Se trata de contenidos muy útiles en especial para nuestros transportadores, y que además hacen parte de la información de sensibilización que se entrega en los Puntos Seguros”, señaló el ingeniero Luis Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

De acuerdo con los reportes del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, entre enero y abril de 2020, en las vías del país perdieron la vida 157 personas por siniestros viales asociados a volcamientos. Las causas probables de mayor recurrencia son el exceso de velocidad y desobedecer las señales de tránsito.

Por eso, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) pide a los motociclistas y sus acompañantes, conductores de vehículos particulares, transporte público, de carga, etc., adoptar las siguientes recomendaciones para evitar un volcamiento en la vía durante sus recorridos.

• Tener en cuenta las variables de riesgo en el transporte, como la planificación de los viajes, la configuración del vehículo, su punto de origen y destino, los kilómetros recorridos, el comportamiento propio y de los demás actores viales. Todo esto resulta determinante para identificar los riesgos que podrían enfrentar y, a su vez, prever una solución en caso de algún imprevisto.
• Respetar los límites de velocidad establecidos para no correr riesgo, especialmente a la hora de realizar un giro o una curva. A baja velocidad, el vehículo puede ser maniobrable mientras que, al andar rápido, se puede perder el control, ocasionando un siniestro. Es necesario evaluar las condiciones de la ruta, infraestructura vial, el clima, entre otros.
• Considerar la carga que se transporta dependiendo el vehículo, bien sea motocicleta, automóvil, bus o camión; porque debe ir correctamente ubicada y asegurada. Así se evitarán fallas en los neumáticos, el sistema de dirección y el de suspensión, además de reducir balanceos involuntarios y contrarrestar efectos físicos como el péndulo y la fuerza centrífuga.
• Conocer el centro de gravedad de cada vehículo, pues cuanto más alto es, menor es la estabilidad. Desde una perspectiva general, el centro de gravedad se mantiene fijo sobre el vehículo, manteniendo su posición relativa y moviéndose junto con éste y su carga.

Sumado a estos consejos, la ANSV recomienda, como método de prevención, implementar nuevas tecnologías como los programas de Estabilidad Electrónica, Controles de Estabilidad Electrónica, Sistema de Freno Electrónico y Sistema de Freno Anti-Bloqueo (ABS), para mayor seguridad.

Finalmente, se invita a los conductores a aplicar adecuadamente las técnicas de frenado, en especial en el caso de los motociclistas, y evitar maniobras peligrosas en la vía.