h1slndlksnlksda

English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

14 junio de 2019

Agencia Nacional de Seguridad Vial advierte sobre malas prácticas cotidianas que inciden en la siniestralidad de ciclistas

A- A A+

Durante los 5 primeros meses del 2019 fallecieron en Colombia 168 ciclistas y 1.003 más resultaron gravemente heridos en siniestros viales.

“Las normas de tránsito son convenciones universales que salvan vidas”: Luis Lota

Bogotá D.C., 13 de junio de 2019 (@ansvcol). La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) realizó una serie de trabajos de campo para poner en evidencia algunas prácticas cotidianas de los ciudadanos que incrementan el riesgo de siniestralidad vial para los ciclistas.

Precisamente, cifras preliminares del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, revelan que durante los 5 primeros meses del 2019 fallecieron en Colombia 168 ciclistas y 1.003 más resultaron gravemente heridos en siniestros viales, de hecho, en el 41.4 % de los casos donde ha fallecido un ciclista o ha resultado lesionado este año, el choque involucró un vehículo particular, mientras el 27.8 % implicó a un motociclista.

Frente a este panorama, la Agencia Nacional de Seguridad Vial se dio a la tarea de realizar un trabajo de campo para determinar algunas prácticas que se han vuelto comunes e inciden directamente en la siniestralidad.

En primer lugar, se realizó una medición para determinar cuántos ciclistas utilizan audífonos en sus recorridos, hecho que disminuye hasta en 50% la percepción del entorno (ruidos, pitos, frenadas, etc.), y donde se logró determinar que 5 de cada 10 ciclistas utilizan de manera regular estos dispositivos que, si bien no están prohibidos por Ley, incrementan la probabilidad de un choque.

Además, se estima que una conversación telefónica que supere los 2 minutos de duración hace que el cerebro privilegie el contenido de la llamada sobre la concentración necesaria para conducir de manera segura.

En segundo lugar, se verificó la cantidad de ciclistas que de manera regular omiten la orden de “Pare” en un semáforo, determinando que 8 de cada 10 NO respetaron la luz roja poniendo en peligro su vida.

Esta práctica es bastante riesgosa y se hace evidente en los 168 siniestros que se han presentado durante los primeros 5 meses del 2019 por no respetar una señal de tránsito. Este año, la Policía de Tránsito ha tenido que sancionar a 11.460 ciclistas por no respetar las normas de tránsito.

Finalmente, se instaló una cámara subjetiva en el marco de una bicicleta para evidenciar los riesgos a los que se exponen algunos ciclistas al desconocer el concepto de los puntos ciegos de los automotores, de hecho, estos “ángulos muertos”, que existen en todo automotor limitan el campo de visión del conductor, generando zonas de riesgo que pueden alcanzar hasta 30% del perímetro del vehículo, potenciando la posibilidad de un siniestro vial.

Para el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Lota, “Es fundamental seguir desarrollando procesos de sensibilización y convivencia con todos los actores viales para proteger a los usuarios más vulnerables como son peatones y ciclistas, además, es primordial que todos aquellos que en algún momento utilizamos la bicicleta como medio de transporte seamos conscientes de la importancia de respetar las señales de tránsito, entendidas como convenciones universales que salvan vidas”, aseguró el director de la ANSV.