English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

31 enero de 2020

Gobierno Nacional adelanta campaña para controlar velocidad en entornos escolares y reducir siniestralidad vial en menores de edad.

A- A A+

• La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) liderará estructuración de planes de movilidad escolar en 35 municipios.

• La Dirección de Tránsito de la Policía Nacional realizará controles de velocidad en entornos escolares, mientras que la SúperTransporte lidera operativos para verificar la idoneidad del transporte escolar.

Bogotá D.C., 31 de enero de 2020 (@ansvcol). El Ministerio de Transporte, la Policía de Tránsito, la ANSV y la SuperTransporte iniciaron una serie de actividades para reducir la siniestralidad vial, específicamente en los entornos escolares. Por ello, se articularán acciones pedagógicas y controles a la velocidad en las zonas próximas a los centros educativos.
La Agencia Nacional de Seguridad Vial desarrollará, en coordinación con autoridades locales, Planes de Movilidad Escolar en 35 municipios, procurando con esta estrategia que las instituciones educativas se involucren de manera activa con la seguridad vial de sus comunidades estudiantiles.

Así las cosas, “los Planes Escolares de Movilidad se constituyen en un conjunto de acciones que buscan generar un escenario privilegiado para salvar vidas y fomentar una cultura vial segura y sostenible en las instituciones educativas. Sus objetivos principales son reducir la siniestralidad vial en los entornos escolares; fomentar la educación vial para generar una cultura de movilidad segura; contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad educativa, así como propiciar sinergias institucionales para la sostenibilidad y eficacia de la estrategia” afirmó el Ingeniero Luis Lota, Director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Por su parte, la Superintendencia de Transporte enfoca sus esfuerzos en que el transporte escolar que se encuentra incluido en el transporte especial, preste un servicio idóneo con todas las características de seguridad y legalidad, apegadas a los lineamientos del Gobierno nacional.

Por su parte, la Superintendencia de Transporte enfoca sus esfuerzos en que el transporte escolar que se encuentra incluido en el transporte especial, preste un servicio idóneo con todas las características de seguridad y legalidad, apegadas a los lineamientos del Gobierno nacional.

¿Qué requisitos deben tener las rutas escolares?

Es importante tener en cuenta que, antes de contratar el servicio de transporte escolar, los centros educativos y asociaciones de padres deben verificar que la empresa de transporte se encuentre debidamente habilitada, ingresando a la página web del Ministerio de Transporte, y que además en el contrato se especifiquen las placas de los vehículos, así como los recorridos y paradas.
Así mismo, es obligatorio que las rutas escolares lleven la leyenda “escolar” en las partes delantera, trasera y lateral, cuenten con la revisión técnico-mecánica al día y que las licencias de los conductores estén vigentes. Estas rutas también deben contar con un monitor o adulto acompañante, con conocimientos en los mecanismos de seguridad del vehículo, tránsito, seguridad vial y primeros auxilios, y cada estudiante debe ocupar un puesto con cinturón de seguridad.
Los vehículos que trasladen menores de edad con discapacidad deben contar con asientos y cinturones de seguridad adecuados, así como con espacio suficiente en los sectores adyacentes a las puertas de ingreso; un lugar para el acceso y transporte de sillas de ruedas, muletas u otros equipos que faciliten la movilidad de los pasajeros.

Algunas cifras

De acuerdo con la OMS, exceder los límites de la velocidad promedio guarda relación directa con la probabilidad de que ocurra un siniestro vial con consecuencias graves. Es por eso que incluso un incremento del 1% de la velocidad media del vehículo puede aumentar en 4% la ocurrencia de accidentes mortales y en 3% la siniestralidad con lesiones de gravedad.
Cuanto mayor sea la velocidad de un vehículo, más trágicas serán las consecuencias de un siniestro vial, “De manera hipotética, un peatón que sea arrollado por un automotor que viaje a 30 km por hora tiene un 85 % de probabilidades de no morir. Sin embargo, si el vehículo se desplaza a 50 km por hora este índice de probabilidad se reduce a 20%”, afirmó el General Carlos Rodríguez, destacando que a partir de la fecha se instalarán dispositivos de control de velocidad en los entornos escolares, así como estrategias pedagógicas para sensibilizar a la comunidad educativa.
Según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, durante el año 2019 murieron 205 niños y niñas menores de 14 años en Colombia (16 menos que en 2018). Los análisis del observatorio permitieron determinar que el 31.7 % de los fallecidos viajaban en una motocicleta, mientras un 29.7 % más se movilizaban como peatones y un 11.7 % en bicicleta. Además, el 43.4 % de los fallecimientos ocurrieron en áreas urbanas.