English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

03 Junio de 2020

Los índices de siniestralidad vial en la guajira bajaron en los cuatro primeros meses de 2020

A- A A+

• Esta reducción se mide frente al mismo periodo del año pasado. Los motociclistas continúan siendo los actores viales más vulnerables.
• En el Consejo Territorial de Seguridad Vial se revisaron los resultados de las políticas públicas de Seguridad Vial para ese departamento.
• La Agencia Nacional de Seguridad Vial adelanta importantes convenios para proteger la vida de los habitantes de La Guajira en las carreteras.


Bogotá D.C., junio 03 de 2020. (@ansvcol). Gracias a las acciones y estrategias implementadas por la gobernación de La Guajira y sus municipios, bajo el liderazgo del Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el departamento presentó una reducción en las cifras de siniestralidad vial en sus carreteras durante los primeros cuatro meses de 2020, comparado con el mismo periodo del año pasado. Estas cifras se dieron a conocer durante el primer Consejo Territorial de Seguridad Vial (CTSV) virtual de este departamento, realizado en la tarde de este miércoles, y que contó con la participación de la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco; el director de la ANSV, Luis Lota; el gobernador, Nemesio Roys Garzón, y autoridades departamentales y municipales.

Con base en la información preliminar procesada por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial (ONSV), en la Guajira se registraron 23 fallecidos reportados por el Instituto Nacional de Medicina Legal durante el periodo enero ‐ abril de 2020, cuatro menos que en el mismo periodo del año pasado. Esto equivale a una disminución del 14,81% en el total de decesos.

Segmentando por actores viales, y siempre en comparación con los mismos meses de 2019, los usuarios de vehículo individual fueron quienes presentaron la mayor reducción, pasando de diez fallecidos a dos. El contraste, desafortunadamente, se presentó en los motociclistas, donde se registraron cinco víctimas más que en 2019, pasando de 10 a 15 en el primer cuatrimestre de 2020.

En comparación con los datos enero ‐ abril de 2019, el municipio que mayor reducción tuvo con respecto a su medición anterior fue Maicao, salvando cinco vidas. Los municipios que presentaron un aumento en sus cifras de fallecidos fueron Riohacha, con dos víctimas más que el año pasado, y San Juan del Cesar y Dibulla, con una más cada uno.

La Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, insistió en la necesidad de identificar las problemáticas en cada territorio para tomar acciones efectivas que reduzcan los índices de siniestralidad: “En todo el país tenemos culturas distintas. De ahí la importancia de entenderlas, para diseñar estrategias de sensibilización acertadas, que generen un impacto importante en los ciudadanos”, puntualizó la ministra.

De acuerdo con la estrategia de regionalización de las metas de reducción de siniestralidad vial, La Guajira tiene como meta salvar 27 vidas entre 2020 y 2022. Riohacha, por su parte, tiene como objetivo 15 vidas salvadas. El Ministerio de Transporte espera que en todo el país se pueda alcanzar la meta de salvar 1.314 vidas, de aquí a 2022.

Durante el CTSV de La Guajira, en el que también participaron los alcaldes de Riohacha, Manaure, Barrancas, Maicao y Fonseca, al igual que representantes de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional y Secretarías de Tránsito regionales, las diferentes autoridades analizaron el comportamiento de siniestralidad en esa región, y revisaron los resultados de las estrategias que ya se vienen implementando en el departamento.

Luis Lota, director de la ANSV, propuso impulsar la creación del Observatorio Territorial de Seguridad Vial, organismos que, basados en datos, soportarían las decisiones, estrategias y políticas que se implementen en La Guajira. Para este departamento en particular, Lota también planteó la opción crear mesas de trabajo con los secretarios de movilidad con el fin de articular tareas y mejorar las condiciones de seguridad vial en La Guajira.

“Tenemos que bajar aún más las cifras de siniestralidad vial en el departamento. Por eso, necesitamos que se adopten las acciones recomendadas en este CTSV, ya que cada vida que logremos salvar es importante. Hacemos un llamado a las autoridades de La Guajira a reforzar los esfuerzos para evitar más fallecimientos en las carreteras”, precisó el director Lota.

Dentro de sus planes de acción para el departamento, la ANSV, a través de la estrategia ‘Pequeñas Grandes Obras’, realizará intervenciones de tráfico calmado, señalización vertical y horizontal, dispositivos de control de tránsito, urbanismo táctico y sistemas de contención vehicular, en 25 puntos críticos postulados en los municipios de Riohacha, Albania, Fonseca, Manaure y Uribia.

Otro programa que se implementará es ‘Motodestrezas’, que espera capacitar a 1.620 usuarios de motocicletas de la capital de La Guajira, con el fin de fortalecer los conocimientos, habilidades y destrezas para la conducción de este medio de transporte. Además, se realizará una consultoría con el objetivo de diagnosticar y diseñar ‘Planes Locales de Seguridad Vial’ para el departamento y para el municipio de Fonseca.

Finalmente, la Agencia realizará encuestas de diagnóstico de transporte escolar a 388 instituciones educativas de Riohacha y Maicao. También desarrollará las “Rutas Nacionales”, una intervención con autoridades locales para mejorar estrategias de control y prevención, en Fonseca y Riohacha, municipios en los que se espera atender en total 6.028 personas.

Sobre los Consejos Territoriales de Seguridad Vial

Los Consejos Territoriales de Seguridad Vial buscan la coordinación interinstitucional que le permitirá a los departamentos gestionar las políticas públicas de Seguridad Vial en sus jurisdicciones, realizar el seguimiento a los Comités Municipales de Seguridad Vial y a la ejecución de los Planes Municipales de Seguridad Vial.

En estos Consejos se analizan y se hace seguimiento a las problemáticas de seguridad vial particulares de cada departamento. El objetivo es identificar y caracterizar los puntos críticos, los usuarios vulnerables y las posibles causas, así como replicar las actividades de socialización de la política de Seguridad Vial y promocionar buenas prácticas en esta materia.