English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

25 Junio de 2020

ANSV hace un llamado para conducir con precaución en entornos de lluvia

A- A A+

• Ahora que comienza la temporada de lluvias en varias zonas del país, la Agencia Nacional de Seguridad Vial hace recomendaciones para que quienes pueden manejar al estar incluidos en las excepciones del aislamiento preventivo obligatorio, lo hagan en condiciones de seguridad.
• Hacer revisión de llantas, luces, frenos y limpiabrisas son algunos de los consejos básicos y prácticos para prevenir siniestros viales.

• Bajo condiciones de lluvia reduzca la velocidad y aumente la distancia para frenar.


Bogotá D.C., junio 25 de 2020. (@ansvcol). Ante el inicio de la temporada de lluvias, y teniendo en cuenta que tanto la visibilidad como la movilidad se ven impactadas por este fenómeno, lo que puede generar un gran riesgo de siniestralidad en las vías, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) hace un llamado a las personas que pueden sacar sus vehículos, atendido las excepciones del Aislamiento Preventivo Obligatorio, para que conduzcan con precaución ante estas condiciones.

De acuerdo con análisis del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, con base en información preliminar suministrada por Medicina Legal, 33 personas perdieron la vida en siniestros viales en el país bajo condiciones de lluvia y niebla durante los primeros cinco meses del año. Con cinco fallecidos, Antioquia es el departamento que registra el mayor número de fatalidades por esta causa, seguido de Cundinamarca, con cuatro, y el Valle del Cauca y Quindío, con tres decesos cada uno.

Las estadísticas muestran que entre enero y mayo de 2020 la lluvia y la niebla han dejado 218 víctimas, entre personas fallecidas y lesionadas. La mayoría de estos siniestros viales se presentaron en zonas urbanas, con 165 casos, mientras que en el área rural se registraron 48.

Enero, con 78 siniestros; febrero, con 54, y marzo, con 50, fueron los meses con más registros bajo condiciones climáticas como lluvia, niebla, granizo y fuertes vientos. En contraste, abril y mayo, meses en los que el país ha estado en aislamiento preventivo obligatorio, presentan disminuciones significativas, con 13 y 23 casos, respectivamente.

Luis Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, explicó por qué conducir en medio de la lluvia requiere mayor concentración: “Cuando llueve la movilidad en las vías es más compleja, pues son condiciones que afectan tanto al vehículo como a la vía. Por tal razón, debemos reducir la velocidad, como primera medida, y mantener una distancia prudente, que nos permita frenar oportunamente en caso de una emergencia. La visibilidad también se reduce, por lo que hay que ser muy cuidadosos”, puntualizó.

La ANSV hace las siguientes recomendaciones básicas para que los conductores tomen precauciones frente al volante en época de lluvias:

• Antes de prender y arrancar el vehículo, revise el líquido de frenos y verifique que las llantas no estén lisas. Una llanta lisa reduce el agarre efectivo y es un riesgo.
• Revise que el limpiabrisas tenga líquido suficiente y sus escobillas no estén desgastadas. Recuerde que con la lluvia, niebla o granizo se reduce considerablemente la visibilidad.
• Cerciórese también de que todas las luces externas del vehículo prendan, estén limpias y funcionen perfectamente. Cuando llueve es importante ser visibles para otros conductores, pero también se debe tener en cuenta que el mal uso de las luces altas podría generar falta de visión en los demás, y por consiguiente ocasionar siniestros viales.
• Reduzca la velocidad y aumente la distancia para frenar.
• No realice maniobras peligrosas o movimientos bruscos con el volante.
• Evite transitar por vías con lodo, arroyos o carreteras inundadas: el vehículo podría perder estabilidad y su capacidad de agarre sobre el asfalto.
• Respete siempre las señales de tránsito.
• En caso de que tenga que detenerse en la vía por avería o por otra circunstancia, prenda las luces estacionarias o de parqueo.

Ante cualquier situación que afecte el normal funcionamiento de su vehículo bajo la lluvia, haga uso de su póliza de seguro y solicite la asistencia de un experto o el servicio de grúa.