English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

14 Julio de 2020

PROGRAMA PEQUEÑAS GRANDES OBRAS (PGO) REALIZÓ VISITAS TÉCNICAS A 80 PUNTOS CRÍTICOS POSTULADOS

A- A A+

• Se realizaron de manera virtual en cinco regiones del país, durante el mes de junio.

• Los resultados de las visitas permitirán priorizar los puntos de intervención que cuenten con instituciones educativas en su área de influencia.

• PGO contribuirá a impulsar la reactivación de la economía en las regiones donde haya intervenciones de obra


Bogotá D.C., julio 14 de 2020. (@ansvcol). La Agencia Nacional de Seguridad Vial, en el marco del Programa “Pequeñas Grandes Obras”, que desarrolla en convenio con la Empresa Nacional Promotora del Desarrollo Territorial, ENTerritorio, realizó, en el mes de junio, visitas técnicas virtuales a 80 puntos críticos postulados para intervención, en Manizales (Caldas), Mosquera (Cundinamarca), Armenia (Quindío), Medellín (Antioquia) y Candelaria (Valle del Cauca).

Las PGO son intervenciones de bajo costo y alto impacto que se realizan en las vías, tanto urbanas como rurales, para prevenir, controlar y disminuir el riesgo de muerte o de lesión de las personas que transitan en sus vehículos. El programa PGO incluye medidas de intervenciones rápidas de señalización vial, construcción de medidas de tráfico calmado y urbanismo táctico, suministro e instalación de sistemas de contención vehicular y actividades de persuasión y socialización a los actores viales sobre los proyectos de intervención.

Para la escogencia de los proyectos se revisa cada postulación, se analiza su pertinencia, se selecciona y prioriza. Está priorización se hace teniendo en cuenta un análisis previo de cada sitio crítico, que contempla aspectos como índices de siniestralidad, flujo de los diferentes actores viales (peatones, ciclistas, motociclistas, vehículos) en escenarios como vías primarias, secundarias e inmediaciones de instituciones educativas.

A la fecha se han realizado visitas técnicas virtuales a 113 puntos críticos postulados en 11 municipios y ya culminaron las actividades de gestión social en Valledupar, Palmira y Candelaria. En las dos primeras ciudades se llevaron a cabo las reuniones institucionales de cierre, y próximamente se programará este espacio con los representantes oficiales del municipio de Candelaria, en el Valle del Cauca.

Luis Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, explicó que cada intervención será socializada con las comunidades. “Este es un trabajo articulado con las regiones, los puntos críticos viales se intervendrán con la participación de los ciudadanos, a ellos se les informará qué clase de obra se realizará y por qué”, dijo Lota.

El proyecto, que tiene una duración de 16 meses durante su desarrollo, espera generar más de 1.000 empleos en los municipios beneficiados. Adicionalmente, se aportarán otros puestos de trabajo que se producirán por cuenta de la contratación de diseñadores, constructores e interventores.

Con el programa de Pequeñas Grandes Obras se contribuye, además, a las acciones para impulsar la reactivación de la economía en las regiones, en la medida que se puedan ejecutar obras que, aparte del beneficio que producen en materia de seguridad vial, generan puestos de trabajo en las ciudades donde se llevan a cabo las intervenciones, estimulando las dinámicas económicas en los municipios.

Como parte del trabajo que se adelanta en las visitas técnicas, la ANSV está articulando esfuerzos con los Comités Locales de Seguridad Vial para identificar los puntos de intervención en los cuales existan instituciones educativas y priorizarlos. En este sentido, se avanza en el contacto con representantes de instituciones educativas y líderes de las Juntas de Acción Comunal (entre otros actores relevantes), para validar las problemáticas de seguridad vial en estos entornos.

De esta forma y a pesar de la contingencia originada por el COVID-19, el equipo de la ANSV y ENTerritorio, continúan trabajando en el desarrollo de acciones para lograr un mejor acercamiento y reconocimiento de las condiciones en que vive la comunidad, interactuando con los actores de las poblaciones beneficiarias, con quienes se han establecido canales de comunicación efectivos para garantizar un mayor alcance en la difusión y socialización de los beneficios del proyecto.