English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

24 Julio de 2020

NORTE DE SANTANDER SALVA 48 VIDAS EN SINIESTROS VIALES DURANTE LOS PRIMEROS SEIS MESES DEL AÑO

A- A A+

• Entre enero y junio de 2020, el departamento registró 71 víctimas fatales en sus carreteras, frente a 119 en el mismo periodo del año pasado.

• En el primer Consejo Territorial de Seguridad Vial virtual para el departamento se analizaron cifras de siniestralidad vial y las estrategias implementadas.

• La Agencia Nacional de Seguridad Vial adelanta dos convenios con Norte de Santander para reducir índices de siniestros viales.



Bogotá D.C., julio 24 de 2020. (@ansvcol). El Gobierno Nacional y autoridades departamentales de Norte de Santander participaron este viernes en el primer Consejo Territorial de Seguridad Vial (CTSV) virtual para el departamento. La Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, encabezó la reunión, que contó con la participación del director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Lota, y delegados del gobierno departamental y local.

Durante el Consejo, la Ministra de Transporte destacó los esfuerzos de las autoridades del departamento para lograr reducciones en los índices de siniestralidad vial: “Nos complace ver estos resultados de disminución en la siniestralidad vial en Norte de Santander. Durante el semestre se han salvado muchas vidas en las vías del departamento, lo que nos pone el reto de trabajar conjuntamente para mantener esta tendencia”, puntualizó la ministra Orozco.

En la reunión se compartieron las cifras de siniestralidad vial en Norte de Santander durante el primer semestre del año, según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, con base en la información preliminar suministrada por el Instituto de Medicina Legal. En este periodo, en el departamento se salvaron 48 vidas en las vías en comparación con los mismos meses de 2019, al registrarse 71 fallecimientos frente a 119 del año pasado. Estas cifras equivalen a una reducción del 40,34%.

Los actores viales que presentaron mayor reducción en fallecimientos por siniestros viales en el departamento fueron los usuarios de moto, que pasaron de 65 decesos el año pasado a 43 en este, y los peatones, donde se registraron 17 casos en 2020 frente a 26 que habían ocurrido el año pasado.

Los municipios donde hubo mayores disminuciones, comparando los primeros seis meses de 2020 con el mismo periodo del año pasado, fueron Sardinata, donde se salvaron 12 vidas frente a 2019; Ocaña, con ocho vidas salvadas, y La Esperanza, con cuatro. Por el contrario, los municipios de Pamplona, La Playa, Villa Caro, Chinácota y El Tarra, desafortunadamente, presentaron aumentos en sus registros de fallecimientos en las vías.

El informe presentado mostró que el 73% de los fallecidos en siniestros viales en Norte de Santander fueron hombres, y el 27% mujeres. Los adultos jóvenes, entre 25 y 30 años, fueron las principales víctimas en siniestros viales, siendo el grupo etario más afectado, con 12 fallecidos. Los domingos fueron los días con mayor siniestralidad en las carreteras, mientras que los lunes los de menor registro.

Luis Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, dijo que la disminución de los índices en la siniestralidad vial en Norte de Santander es consecuencia del trabajo serio que hacen las autoridades locales con los diferentes actores viales. “Las campañas y estrategias les están llegando a los ciudadanos de manera clara y así ellos están tomando conciencia sobre la importancia de proteger la vida en las vías”, afirmó Lota.

Durante el periodo de Aislamiento Preventivo Obligatorio (entre el 25 marzo y el 30 de junio), Norte de Santander tuvo una reducción del 58% de personas fallecidas en siniestros viales, en comparación con el mismo periodo de 2019, pasando de 73 fallecimientos a 31.

De acuerdo con las metas fijadas por el Gobierno Nacional dentro de la estrategia de regionalización de la reducción de la siniestralidad vial, a Norte de Santander le corresponde salvar 70 vidas en sus carreteras entre 2020 y 2022. La meta definida para el país, consignada en el Plan Nacional de Desarrollo, es que para 2022 se hayan logrado salvar 1.314 vidas en las vías del país, en comparación con los fallecimientos ocurridos en 2017.

Como parte de su compromiso por ayudar a mejorar las cifras de siniestralidad vial en Norte de Santander, la Agencia Nacional de Seguridad Vial adelanta dos convenios: uno con el departamento, que incluye los programas de Pequeñas Grandes Obras y Plan Local de Seguridad Vial, y otro con Cúcuta, que contempla la ejecución de las estrategias de Pequeñas Grandes Obras y Prevención y Control. Además, el departamento está incluido en la estrategia de los Puntos Seguros, en los cuales los conductores de carga reciben apoyo técnico-mecánico básico y recomendaciones de higiene para prevenir el contagio por COVID-19.

Sobre los Consejos Territoriales de Seguridad Vial

Los Consejos Territoriales de Seguridad Vial (CTSV) son instrumentos de coordinación interinstitucional que permiten a los departamentos gestionar las políticas públicas de seguridad vial en sus jurisdicciones. Entre los objetivos de estos espacios está hacer seguimiento a los Comités Municipales de Seguridad Vial y a la ejecución de los Planes Municipales de Seguridad Vial. También se busca articular a los entes departamentales y municipales con las autoridades nacionales para plantear estrategias que permitan reducir los índices de morbi–mortalidad en las regiones.

A través de los CTSV, el Gobierno Nacional ha venido proponiendo a las autoridades departamentales varias estrategias para mejorar las reducciones en la siniestralidad vial a nivel nacional. Entre ellas se encuentran la creación de Observatorios Territoriales de Seguridad Vial, el acompañamiento al montaje de Unidades de Atención a Víctimas, el fortalecimiento de las campañas pedagógicas sobre la importancia de respetar las señales de tránsito y no exceder los límites de velocidad, y la realización de mesas de trabajo con los secretarios de movilidad regionales para articular tareas y mejorar las condiciones de seguridad vial, como estrategias para reducir las cifras de siniestralidad.