English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

26 Agosto de 2020

MÁS DE 2.000 EDUCADORES CAPACITADOS GRACIAS A LOS PLANES DE MOVILIDAD ESCOLAR DE LA ANSV

A- A A+

● Esta estrategia ha sido implementada en instituciones educativas de 48 municipios en 16 departamentos del país.

● Los Planes de Movilidad Escolar promocionan una cultura vial segura en los entornos escolares y ayudan a mitigar los siniestros viales.

● En estas jornadas, expertos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial realizan talleres y capacitaciones.



Bogotá D.C., agosto 28 de 2020. (@ansvcol). A través de los Planes de Movilidad Escolar (PME), la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), ha capacitado, durante el último año, a más de 2.000 docentes en estrategias para mitigar los siniestros viales, promocionar una cultura vial segura y mejorar las condiciones de movilidad de la población escolar en los entornos educativos. Esta estrategia se empezó a ejecutar en agosto de 2019, y desde el inicio del Aislamiento Preventivo Obligatorio las asistencias técnicas y talleres se realizan virtualmente.

En estos doce meses, el trabajo de los expertos de la ANSV ha impactado a equipos técnicos de organismos de tránsito e instituciones educativas de 48 municipios en 16 departamentos del país.

Los Planes de Movilidad Escolar son un conjunto de orientaciones y acciones que buscan generar, de manera participativa, un escenario privilegiado para salvar vidas y fomentar una cultura vial segura y sostenible en las instituciones educativas, tanto públicas como privadas.

Con los PME se les brinda a los colegios una oportunidad para que conozcan cuáles son los modos que utilizan los miembros de su comunidad para llegar a las instituciones. A partir de este diagnóstico, el colegio tendrá mejor conocimiento sobre los riesgos y las acciones principales a ser promovidas, contribuyendo a reducir los siniestros viales, lesiones y muertes en niños, niñas y adolescentes.

Luis Lota, director de la ANSV, destacó la importancia de estos planes como un mecanismo para salvar la vida de las niñas, niños y adolescentes en los entornos de las instituciones educativas: “Estos espacios convierten a los rectores, docentes, directivos y entidades de tránsito en replicadores de los conocimientos adquiridos alrededor del cuidado y protección de la vida. La pedagogía impartida está enfocada en promover una mayor cultura para la movilidad escolar”, dijo el director.

Entre los objetivos que se buscan con la implementación de los Planes de Movilidad Escolar se encuentran:

● Asegurar el adecuado desplazamiento de la comunidad educativa en medios de transporte motorizados y no motorizados.

● Contar con herramientas que le permitan al colegio autonomía en sus gestiones para garantizar una movilidad segura.

● Disminuir y prevenir siniestros viales y sus consecuencias.

● Promover la movilidad escolar sostenible con espacios más habitables, saludables, de calidad y accesibles.

● Contar con información clara de cómo se moviliza la comunidad educativa.

● Contribuir a mejorar la calidad de vida de estudiantes y docentes a través de la reducción del sedentarismo, la obesidad y de problemas de salud física y mental.

● Facilitar la gestión interinstitucional para apoyar al colegio en las diferentes situaciones de su movilidad escolar.

● Fomento de la educación vial y de una cultura de la movilidad segura.

Paso a paso para la elaboración del Plan de Movilidad Escolar
Para comenzar, se crea un Comité de Movilidad Escolar liderado por el rector(a) y altos directivos del plantel académico. Luego se elabora un diagnóstico del entorno del colegio, que permita identificar las deficiencias del espacio público que afectan la circulación peatonal, de ciclistas y de personas con limitaciones de movilidad. Así mismo, se realiza una evaluación de los riesgos asociados a los desplazamientos de la comunidad educativa.

Luego, se recomienda implementar una política de movilidad escolar que integre un plan de acciones, seguimiento y evaluación de las estrategias implementadas. Finalmente, las acciones de los colegios redundarán en una mayor autonomía para las gestiones, reflexiones y prácticas concretas de promoción de la seguridad vial y por ende en la consolidación de la cultura vial desde edades tempranas y con el apoyo de entidades públicas y privadas que se empiezan a interesar cada vez más por la seguridad vial especialmente de los más vulnerables en las vías, los niños, niñas y adolescentes.