English French German Italian Portuguese Spanish

PrensaCOMUNICADOS

21 Septiembre de 2020

‘ESTRATEGIA DE CONTROL EN LA MOVILIDAD SEGURA’ REDUCIRÍA LAS FATALIDADES EN LAS VÍAS EN UN 30% RESPECTO A LA META NACIONAL DURANTE SU PRIMER AÑO DE IMPLEMENTACIÓN

A- A A+

• Durante la presentación de la estrategia, la Agencia Nacional de Seguridad Vial aseguró que adelanta esfuerzos para generar una serie de directrices eficientes y efectivas, con autoridades de tránsito, para reducir los siniestros viales en el país.

• El equipo técnico que trabaja en la estrategia señaló que la prioridad es contribuir al cambio de comportamiento de los actores viales, buscando reducir las víctimas fatales en las vías.

• Conductas de riesgo como conducir a alta velocidad o irrespetar las señales de tránsito son las causantes del 96% de los lesionados y 90% de los fallecidos, según la información del Observatorio Nacional de Seguridad Vial.



Bogotá D.C., septiembre 22 de 2020. (@ansvcol). En el marco de la Semana Nacional por la Movilidad, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) presentó la ‘Estrategia de Control en la Movilidad Segura”, una serie de directrices que fortalecerán las acciones de control de las autoridades de tránsito para reducir la siniestralidad vial en el país. El objetivo de esta estrategia es contribuir al cambio de comportamiento de los actores viales, en especial frente a conductas de riesgo en que estos incurren.

Según los análisis del Observatorio Nacional de Seguridad Vial (ONSV), las conductas de riesgo, como conducir a alta velocidad o ignorar las señales de tránsito, causan cerca del 96% de los lesionados y 90% de los fallecidos en siniestros viales, convirtiendo esta problemática en una de las prioridades que se deben resolver a través del cambio de comportamiento.

El director de la Agencia, Luis Lota, señaló algunos de los beneficios que traerá la estrategia: “Conductas de riesgo como sobrepasar los límites de velocidad o no respetar las señales de tránsito, entre otras, continúan siendo un problema latente, que debemos contrarrestar a través del cambio de comportamiento de los conductores. Por esa razón, esta estrategia le otorga un panorama más completo de acción a las autoridades de tránsito para fortalecer los controles operativos en las vías, además de focalizar sus esfuerzos en territorios priorizados, en los que podemos trabajar arduamente para reducir los índices de siniestralidad”.

La Estrategia de Control en la Movilidad Segura, que entraría en vigor en 2021, permitirá reducir las fatalidades en siniestros viales en cerca de un 30% durante su primer año de implementación respecto a la meta nacional, de acuerdo con estimaciones de la ANSV. Para lograrlo, se han definido siete puntos clave de acción:

- Enfoque fines de semana y temporadas especiales: fortalecer el control operativo porque, en promedio, se pierden 22 vidas durante un fin de semana, en contraste con 15 vidas entre semana.

- Priorización: enfocar la estrategia en los 185 municipios priorizados para lograr salvar hasta 180 vidas durante un año de intervención.

- Focalización: Implementar acciones articuladas con Dirección de Tránsito de la Policía Nacional (DITRA) y Organismos de Tránsito, porque el 39.9% de los fallecidos en vías se presenta de jurisdicción de la DITRA.

- Capacitación: fortalecer la capacitación y formación de las autoridades de tránsito en los procedimientos enfocados en las conductas de alto riesgo.

- Fortalecimiento de protocolos: establecer un marco de protocolos y procedimientos para la prevención y control de la seguridad vial.

- Fortalecimiento de recursos: aumentar el recurso tecnológico, se estiman más de 650 equipos de fotodetección, 20 puntos DITRA, 265 alcohosensores para el año 2021.

- Articulación con la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional: apoyar el desarrollo de los convenios que tienen la DITRA y la ANSV.

Las inversiones que implica la estrategia están contempladas en los convenios vigentes con la DITRA, la unión de esfuerzos con la Estrategia Bloomberg Philanthropies y en convenios con las autoridades de tránsito que actualmente se desarrollan.

Para realizar un seguimiento óptimo de la estrategia, la ANSV también sugirió revisar y evaluar datos como: capacitación en manejo de radares a cuerpos de control, personal de cuerpos de control de policía, agentes formados y capacitados, cantidad de equipos adquiridos como radares de velocidad, comparenderas electrónicas y alcohosensores, comparendos por conductas de riesgo, pruebas de alcoholemia realizadas, cantidad de licencias canceladas y suspendidas por ilegalidad en el transporte, entre otros.